Acerca del Blog

En Mayúscula es un sitio donde se plasman las realidades no ajenas a los avatares del hombre, mostrando en unas el juego absurdo de las mentes y en otras lo inverosímil de los miedos y fantasías con un tinte surreal y obstinado llevando al lector a un mundo de posibles.


20 de abril de 2010

Momentos Lounge


Al invadirme la soledad rememoro con nostalgia tu recuerdo cual tragedia dantesca. No dudé en sacarte de mi mente al ver que la luz de tus ojos se desvanecía. Y fue ahí donde empecé a ver. Más allá de mí pude verte…mas allá de ti no logré saber quién eras. Donde estabas? Busqué entre tus ojos la mirada que tocó desmedidamente mi corazón y no la encontré. Busqué mas allá de tu ser y volví a la nada de mí. Ahora veo claramente el mar de tus ojos y no hallo nada. El infranqueable sol desde el mirador no luce igual desde que partiste a la frialdad de los corazones, el vino y las buenas conversaciones en la penumbra de los seres no volverán más… y ahora quedará grabado para siempre esos momentos que llenaron mi vida. Quién eres? El silencio de los corazones se evidencia en el estruendoso ímpetu por dar todo de sí mientras los miedos a empezar de cero revuelven todo cuanto existe. Es la agonía de la impaciencia. Oh bella virtud, te reclamo con urgencia en estos momentos, pues la incomprensión de la luz me carcome. No tardes. Las fuerzas vendrán lo sé. Ya no volveré a rememorar tu recuerdo. Mi realidad se ha tornado incandescente mientras estoy en el mar… oh cuan grata experiencia vislumbro. El puerto, testigo múltiple de las contemplaciones, hacían del mar el mejor espectáculo al caer el sol…un poco de chillout y un buen scotch sugerían tu compañía aquélla tarde de verano. No volverán mas esos momentos. No llegarán.



Desde el foso… una tonada en si bemol.

0 comentarios:

Publicar un comentario